Sobre CONAP

¿Qué es la Coordinación Nacional Popular (CONAP)?logoCONAP2

La Coordinación Nacional Popular de Colombia (CONAP) es una expresión de diversas organizaciones populares que hemos enfrentado históricamente la represión y el abandono estatal, razones que nos han llevado a la creación de un espacio permanente de coordinación con miras a plantear una propuesta política y social alternativa que permita el fortalecimiento organizativo de nuestras comunidades y el desarrollo de acciones conjuntas para exigir al Estado Colombiano el cambio de las políticas antipopulares y la solución a la problemática que aqueja a nuestro pueblo colombiano.

Antecedentes de la CONAP

Desde hace varios años, las organizaciones campesinas, indígenas, afrocolombianas, sindicales, barriales y estudiantiles han exigido al Estado Colo mbiano el cambio de las políticas antipopulares que han incrementado la desigualdad e injusticia social. Para ello se ha hecho uso de múltiples mecanismos de participación popular: cabildos abiertos, foros, paros cívicos, marchas y movilizaciones a lo largo y ancho del territorio nacional, sin que el Estado cambie en lo más mínimo su política de favorecimiento a los intereses de la oligarquía y el capital trasnacional.

Pese a que el Estado ha hecho caso omiso a las demandas y exigencias del pueblo colombiano, en las últimas décadas, las marchas cocaleras del sur, (Caquetá, Guaviare y Putumayo), las movilizaciones del Magdalena Medio, el Catatumbo, Arauca, Tolima y Huila, Montes de María en Sucre, Ariari en el Meta, Cundinamarca, Nordeste Antioqueño y suroccidente, 1999, 2002 y 2006 expresan un descontento generalizado de los sectores populares frente al modelo económico, político y social imperante y a la forma particularmente violenta y sanguinaria como este se ha impuesto en nuestro país.

Este proceso de movilización trascendió el ámbito regional los días 10, 11 y 12 vida de la nación y especialmente la de los sectores populares.

La movilización de octubre marcó el punto de partida de un proceso de coordinación de orden nacional conformado por las siguientes regiones:

  • Costa Caribe: departamentos de Atlántico, Sucre (Montes de María), Bolivar y Magdalena y Montes de Maria, Cesar (Sierra Nevada) y Serranìa del Perijá
  • Nororiente: Departamentos de Santander, Norte de Santander y Arauca
  • Centro: Departamentos del Meta, Boyacá – Cundinamarca y Bogota D.C.
  • Centro – Suroriente: Departamentos de Caquetá, Huila y Tolima
  • Eje cafetero: Departamentos de Caldas, Risaralda y Quindio
  • Magdalena Medio: Sur de Bolívar, Nordeste Antioqueño, Sur del Cesar, y Santander
  • Suroccidente: Valle, Cauca, Nariño y Putumayo

Este proceso de unidad se está consolidando actualmente y a largo plazo nos permitirá cumplir con nuestros principales propósitos.

¿Cuáles son nuestros principales propósitos?

Nuestro principal propósito es constituir un espacio permanente de unidad de acción, mediante el cual las organizaciones populares, exigiremos la renuncia del presidente Álvaro Uribe Vélez y su vicepresidente Santos por su ilegalidad e ilegitimidad, la instauración de un gobierno democrático de amplia participación popular que nos devuelva a los colombianos la soberanía nacional y la autodeterminación, en donde se respeten los derechos de los pueblos y no se criminalice la protesta social.

Otro de nuestros propósitos centrales es el de alcanzar la derogatoria de las normas antipopulares vigentes, evidenciar la problemática de la erradicación forzada de los cultivos de coca y amapola y promover la solución concertada y la sustitución gradual de los cultivos de uso ilícito.

Por otra parte, enfatizamos nuestra exigencia sobre la necesidad de lograr el intercambio humanitario y la solución política y negociada al conflicto social y armado que vivimos los colombianos. Reafirmamos nuestra posición contra la inversión en la guerra, la corrupción y la falta de control del gasto de las fuerzas militares y de policía, la presencia de asesores y mercenarios extranjeros en nuestro suelo, por lo que exigimos de manera urgente la depuración de las fuerzas armadas y la reducción de su tamaño así como el cese y la sanción de los responsables de las ejecuciones extrajudiciales que día a día ensombrecen el territorio colombiano.

Plan de trabajo de la CONAP

Actualmente estamos desarrollando las siguientes acciones concretas:

  • CAMPAÑA CONTRA LAS EJECUCIONES EXTRAJUDICALES EN COLOMBIA, “NI UNA EJECUCIÓN EXTRAJUDICIAL MAS EN LOS CAMPOS COLOMBIANOS” (Adjunta propuesta de campaña)
  • Propuesta de sustitución de cultivos de coca. Esta se fundamenta en la creación de una mesa nacional integrada por las comunidades campesinas, las cuales promueven una solución concertada y una sustitución gradual de los cultivos de uso ilícito que involucre en su construcción a las comunidades afectadas, el gobierno colombiano y los países de la comunidad internacional que tienen un papel directo en esta problemática. A través de la mesa nacional se promoverá la generación de planes de vida y desarrollo desde y para los sectores populares afectados.
  • Exigir las derogaciones de las leyes anti populares y los tratados que entregan nuestra soberanía nacional como: (estatuto del Desarrollo rural, Plan Nacional de desarrollo, Código de Minas, ley de transferencias, legislación laboral, ley de aguas y TLC, entre otros), y que sean reemplazadas por leyes y tratados de iniciativa popular y con la participación de todo el pueblo colombiano.
  • Apoyar la convocatoria y realización de un Foro por el Intercambio Humanitario en el municipio de Pradera, con el fin de evidenciar la necesidad del despeje como paso importante para el comienzo de una solución política y negociada al conflicto social y armado.
  • Promover acciones concretas para que se deroguen los decretos sobre la prohibición del comercio de leche cruda en el país, teniendo en cuenta que esta y otras decisiones gubernamentales como la legislación impuesta a los trapiches paneleros y el cierre de los mataderos municipales son determinaciones nocivas contra los sectores populares que quitaran la fuente se subsistencia a decenas de miles de familias de todo el país e inciden directamente en la economía de los consumidores finales, incrementando la pobreza de los sectores populares y favoreciendo la concentración de la riqueza en manos de unos pocos.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: